sábado, 8 de diciembre de 2018

DE LA INSUFICIENCIA PÚBLICA A LA IRRESPONSABILIDAD PRIVADA

Buenos días,

Llevaba mucho sin escribir y hoy me ha venido a la mente una inspiración que, por obvia que es, nunca se me había ocurrido plasmarla.

Todos o, al menos, casi todos tenemos una preocupación palpable por el devenir del medio ambiente, por cómo nos las estamos apañando para destruir de mil y una maneras diferentes los entornos (tanto urbanos como rurales y naturales) a los que sometemos nuestro "ingenio" y nuestra técnica.

Es de destacar el papel de la Administración Pública, pobre en este sentido, que tiene a la hora de realizar verdaderos actos de mitigación del cambio climático. Mientras unos partidos se limitan a promover la prohibición de corridas de toros y demás festejos que incluya el maltrato animal (acertado pero insuficiente) otros abogan por simplemente seguir directrices de las noticias más al día.
Recientemente vemos como en la ciudad de Madrid se ha creado un espacio de unas 400 ha (no recuerdo el número exacto) en el que se limita la circulación de vehículos particulares. Bien, analizando la situación llego a la conclusión de que, si bien es buena medida, es insuficiente. La gran mayoría de los edificios no constan de sistemas de aprovechamiento energético, casi todos funcionan con calefacciones por gasoil o carbon (véanse las chimeneas cualquier día a cualquier hora) y, por si fuera poco, la iluminación excesiva como la del cine de callao, el edificio capitol y demás contribuyen muy poco a la causa ya que, no por su contaminación in situ, sino porque la producción de esa energía contamina en otro lugar (también hay que tener en cuenta eso amigxs).

Si se quiere ser efectivo contra el cambio climático, no sólo hay que cargar contra el transporte privado. Los edificios, la iluminación pública, gestión del agua (riego y consumo), etc. son elementos que deben estudiarse antes de poner en marcha medidas que, bajo mi juicio, son como una tirita de pequeños cortes para una herida de 10cm...

Se acercan elecciones y, lamentablemente, no escucho a los partidos que últimamente están en boca de todos hablar sobre un plan real y efectivo de medidas ambientales. No digo ambicioso pues la ambición va en cada uno y en cómo desea dejar el lugar que habita, hablo de un plan real energético que se base en energía renovable y limpia, hablo de una estimación real de lo que supondría para la economía de los 42 mill. de españoles cambiar su vehículo por uno eléctrico y cual es el impacto de la producción en masa de este tipo de vehículos y de si no sería más efectiva una tecnología híbrida autorrecargable. Hablo de un sistema de gestión de residuos efectivo, en el que se premie la reducción y la reutilización de productos y por último su reciclaje (que también contamina por si alguno aún no ha llegado a esa conclusión). Hablo de planes de formación o talleres gratuitos para los ciudadanos en materia de economía del agua, recurso que en España es tan cambiante como el viento... hace un año vivimos un período de sequía que mantuvo en jaque unos meses. Los mismos talleres se pueden impartir en materia de ahorro energético.

Ahora vamos con la parte privada el problema. Si, las familias.
Llevo tiempo viendo como las personas, los ciudadanos, no nos tomamos en serio la problemática ambiental. Nos da igual como pueda afectar al suelo el tirar una colilla, tirar toallitas húmedas por el retrete, no separar residuos, dejar el grifo abierto, usar calefacción las 24h, no usar bombillas de bajo consumo, el uso excesivo del automóvil... un largo etcétera puede ser añadido a esta lista. Muchos utilizamos como excusa el típico "si separo yo, estoy quitando puestos de trabajo" otros usamos "en mis tiempos esto no se hacía y no pasaba nada".

Como vamos a avanzar en una sociedad ambientalmente sensible y sostenible si nosotros mismos no aceptamos que los esfuerzos que debemos hacer los asociamos a intereses políticos que nos intentan imponer. Separar los residuos no es un beneficio para el político de turno (quizá se apunte el tanto), es un beneficio global para la comunidad. Reducir el uso del transporte privado no debe ser idea ni punto político (siempre se lo van a apuntar para el beneficio de su partido en las siguientes elecciones), debe ser una acción que todos y cada uno de nosotros debemos hacer con la ayuda, eso sí, de las administraciones dotando de un número mayor de infraestructura y vehículos de transporte público y, por supuesto, bajar el precio del uso del mismo ya que es el mayor repelente para que la población lo utilice.
No se pueden ver las acciones ambientales como acciones puramente políticas que nos intentan meter en la cabeza, si no como acciones que debemos realizar simplemente por el bienestar común y, como daño colateral, que algunos se apunten los tantos en su favor.

Esto ha sido un breve repaso a la actualidad que, bajo mi punto de vista, se cuece en el día a día de la problemática ambiental.
Seguramente no he tocado otros muchos puntos en los cuales hace falta incidir, pero creo que al menos he dejado un par de ejercicios para que podamos repensar nuestra existencia como comunidad y podamos dirigir el camino hacia una sostenibilidad real, así como diversas reivindicaciones que podamos hacer a los representantes del pueblo en las Cámaras correspondientes.

Os deseo un feliz puente y, por si no hubiera más post,

Una feliz navidad.

domingo, 7 de octubre de 2018

¿ESTAMOS PREPARADOS PARA RECICLAR?

Últimamente nos encontramos con campañas de todos los tipos y colores en favor del reciclaje. Tanto de envases como de vidrio o papel y cartón. 

Vayas donde vayas siempre hay algún tipo de propaganda pro-reciclaje que te recuerda lo bien que hace al medio ambiente que en lugar de depositar los residuos en el contenedor de restos lo hagas en su correspondiente. 

Recordamos :

Amarillo: latas, bricks y envases.
Verde: todo tipo de vidrio. 
Marron: orgánica.
Gris: fracción resto. 
Azul: papel cartón. 

Parece demasiado obvio, verdad, que tengamos que recordar desde aquí qué tipo de residuo se deposita en cual tipo de contenedor. Pero si, es totalmente necesario, pues durante el día a día hemos podido observar cómo diferentes tipos de residuos impropios de un contenedor eran depositados en el mismo o incluso donde no deberían estar nunca. Tal y como demuestran las fotografías. 
 

Una vez repasado estos conceptos, vamos a ahondar un poco más sobre todo en el contenedor amarillo. No todo el mundo sabe que es lo que realmente hay que depositar en este contenedor. Generalmente plásticos y envases es lo que más se suele tirar a este contenedor, pero, alguien sabe qué productos más cotidianos podemos, y debemos, depositar en él. 
Todo el mundo compra fresas en primavera, esas fresas con nata que nos resultan tan deliciosas tras una buena comida en familia, vienen en pequeñas cajas de madera (como tantas frutas en las fruterías) donde nos las llevamos a nuestro hogar y una vez acabadas ¿Qué hacemos con ella?, el 95% de la gente con la que hemos hablado desconoce que debemos depositarlos en el contenedor amarillo. Si amigos, es un envase de comida. “Pero si es madera, la madera es orgánica”, NO. Los envases y las cajas de madera se depositan en el contenedor amarillopara su posterior selección y reciclaje en la planta. 
El papel de aluminio, ese con el que envolvemos nuestro bocadillo para sofocar la dura jornada de trabajo en el descanso merecido a mitad de jornada, también, se trata de aluminio y se utiliza para envasar ¿verdad?. 
Pero, ¿qué hacer con el “corcho blanco” mejor llamado poliespán. Si, al contenedor amarillo también. Es un producto utilizado en su gran mayoría por las pescaderías para transportar los pescados que luego, con mucho esmero, colocan en sus mostradores y nosotros consumimos. Dicho esto, es un envase más. Cualquier producto que compremos y nos venga con este material: una televisión nueva, cualquier electrodoméstico, etc. viene protegido con este material e igualmente debe ir al contenedor amarillo. OJO, separarlo del cartón en el que viene introducido, ese no va ahí. 

El propósito de este post viene fundado en que últimamente leo, escucho y veo verdaderas barbaridades en cuanto al reciclaje y, en opinión propia, considero que no estamos, para nada, preparados para reciclar. 

Falta información por parte de los ayuntamientos y las administraciones públicas. No me refiero a un simple anuncio de tv, me refiero a información de verdad. Echo en falta infografías en los paneles de comunicación municipales, echo en falta notas informativas en los portales o en los centros de gestión de comunidades en los que se informe o recuerde a los ciudadanos cuáles y cómo se debe reciclar los residuos generados en sus casas. 

Y lo que es peor, echo en falta que la administración pública no aliente a la población de una manera correcta. Si preguntamos en cualquier barrio de trabajadores de cualquier ciudad mucha gente (no tengo datos numéricos, no me he dedicado a contar a la gente con la que he hablado) habla de destrucción de puestos de trabajo con las típicas frases del tipo “si lo separo yo en mi casa, le quito el trabajo a una persona” o “lo que quieren es que trabajemos gratis en casa para que luego no tengan que contratar a alguien en la planta”. 
Todo esto lo hace la desinformación. No lo hace la desgana, ni la falta de medios. Es la propia administración la que tiene que luchar contra esta desinformación y eso solo se consigue dando a la gente un pequeño empujón. INFORMACIÓN. Porque no recordemos, todos los anuncios proreciclaje vienen de la misma mano y eso se ve como una empresa que quiere beneficiarse a nuestra costa. 

Por último, EL RECICLAJE NO ES LA OPCIÓN MÁS ECOLOGICA QUE NOS VENDEN. La opción más ecológica es la reducción del consumo. Está muy bien que reciclando una lata contrarreste el CO2 de un coche. Si no compro esa lata, ahorro el reciclaje y ahorro el mover el coche hasta que llegue a por ella, admítelo cogemos el coche para todo. 

Espero que haya servido un poco de ayuda/aclaración. 

Hasta pronto!!!

domingo, 24 de junio de 2018

PLÁSTICO VS CARTÓN

Últimamente he sido testigo de un par de conversaciones en las que se discutía a favor y en contra del uso de plástico o de cartón. 

Pues bien, he decidido hacer un pequeño estudio en el que quiero comparar las emisiones de GEI de la fabricación de un producto de plástico y otro de cartón, así como su durabilidad, reutilización y resistencia. Ambos deben ser de características similares, usos y proporciones parecidas. 

Son diversos los medios de comunicación que afirman, basándose en diferentes estudios, que las cajas de cartón reducen las emisiones (en algunos casos afirman una reducción del 70%) con respecto al uso de cajas de plástico. 

Los datos son:
·      Media de consumo de cartón por habitante en España: 59,62kg en 2017
·      Producción de cartón corrugado en 2017: 5201 millones de m2.
·     Papel consumido en onduladora en 2017: 3078 millones de toneladas.
·     La materia prima del cartón corrugado procede el 97% del reciclaje. 
·      Plantación de especies de crecimiento rápidoayudan a fijar CO2[1]
·      Para fabricar 1000 kg de papel se necesitan 3300 kg de madera.[2]
·      Las materias primas derivadas de bosques gestionados de forma sostenible atrapan y almacenan CO2, lo cual hace que los cartones utilizados sigan almacenando ese carbono. Así mismo, el reciclaje de los envases de cartón evita que el carbono se fugue y regrese a la atmósfera. [3]
·      El CO2es absorbido y almacenado por los árboles. La gestión forestal sostenible mantiene o aumenta la cantidad de carbono almacenada. [4]
·      Las fábricas generan su propia energía en el proceso de producción a partir de los residuos de madera (combustión de biomasa, generando CO2). Transforman los recortes y la madera procedente de los raleos en fibras y en cartón. 
·      El carbono se almecena en las fibras de madera de los productos de cartón en uso. 
·      El cartón se recicla y el proceso prolonga el almacenamiento de este carbono. 
·      Al final de la vida útil, los envases de cartón se eliminan incinerándolos con sistemas de valorización energética, por lo que los envases reemplazan los combustibles fósiles. 
·      El carbono se libera a través de procesos de tratamiento. 
·      El carbono es absorbido y almacenado en bosques gestionados de manera sostenible, cerrando el ciclo. 
·      Según un estudio elaborado por la cátedra UNESCO de ciclo de vida y cambio climático para la asociación de operadores logísticos de elementos reutilizables 
ecosostenibles, las cajas de plástico reutilizables para fruta y verdura generan un impacto ambiental menor en un 25% que las de cartón de un solo uso. 


Caja de cartón 
Caja de plástico
Material
Cartón
Polipropileno (PP) y polietileno de alta densidad (PEAD)
Tipo de servicio
Un solo uso
Reutilizable
Reutilización
-
Logística inversa y lavado
Tratamiento de fin de vida
80% reciclaje
20% incineración
100% reciclaje
Peso de la caja (kg)
0,807
1,87
Dimensiones (mm)
600x400x180
600x400x187
Peso de la carga (kg)
15
15
Cajas llenas por palé
48
48
Cajas por palé
12
12
Palés por camión
33
33
Cajas por palé plegadas
-
264
Tabla de características de los sistemas analizados en el estudio.[5]
·      La comparativa de esta tabla se hace con cajas de cartón de un solo uso vs cajas de plástico reutilizables. 
·      Cabe señalar que las cajas de cartón, por experiencia propia, son desechadas en los puntos de venta donde se recibe la mercancía, pasando a formar parte de la cadena de reciclaje de cartón. 
·      Por su parte, las cajas de plástico son devueltas al almacén central para su posterior entrega al proveedor, dando un nuevo uso a las cajas. 
·      Al final de su vida útil (15 años según el estudio, en el escenario técnico), las cajas son convertidas en granza e incorporadas a la fabricación de nuevas cajas de plástico. 
Analizar PDCO (Potencial de Destrucción de la Capa de Ozono), PCG (Potencial de Calentamiento Global), EP-R (Uso de energía primaria renovable), EP-NR (Uso de energía primaria no renovable) en emisiones, evitados o incorporados y emisiones evitadas. 
IMPACTO
CAJA DE PLÁSTICO
CAJA DE CARTÓN
Destrucción de la capa de ozono
0,002  kg R11 eq.
0,081 kg R11 eq.
Calentamiento global
1.638.163 kg CO2 eq.
32.279.558 kg CO2 eq. 
Uso de energía renovable
3.058.656 Mj
150.006.851 Mj
Uso de energía no renovable
33.098.358 Mj
79.062.871 Mj











Tabla de emisiones y gasto de energía por uso.[6]
Estos datos reflejan un mayor impacto sobre la calidad ambiental por parte del uso de cajas de cartón sobre el uso de cajas de plástico reutilizables. 
Es importante resaltar que este estudio se ha realizado a partir de cajas de cartón de un solo uso. 

Por mi parte, puedo constatar que más del 50% de las cajas de cartón utilizadas en un supermercado, base de uso de los dos tipos de caja, son desechadas y enviadas a su destrucción y posterior reciclaje mientras que las cajas de plástico son reutilizadas tanto en la plataforma de distribución como en los puntos de venta.
Así mismo ambos tipos de embalajes son utilizados por las diferentes secciones de la siguiente manera:

Cajas de plástico:
·      Sección de pescadería.
·      Sección de frutería.
·      Sección de carnicería
·      Sección de pollería. 

Cajas de cartón:
·      Sección de frutería. 
·      Sección de panadería. 
·      Sección de congelados. 
·      Sección de pescadería (en pequeña proporción). 
·      Sección de productos no perecederos, cosméticos y demás productos. 

Como se puede ver el mayor número de secciones que utilizan el cartón frente al plástico produce un impacto negativo que agrava la problemática (si existe). Y digo esto porque, como se puede observar al principio del presente post, hay artículos en diferentes medios que hablan de los beneficios que da el uso de embalajes de cartón frente al plástico. Dichas fuentes son la “Asociación Española de Fabricantes de Envases y Embalajes de Cartón Ondulado” o Pro-Cartón. 

En sus manos dejo el debate y el estudio por su cuenta de las diferentes razones que nos dan y con las que nos intentan convencernos de cual uso es mejor. 

Mi opinión personal se inclina por el uso de embalajes de plástico ya que la vida media de una caja de plástico es superior a la de cartón simplemente porque la degradación biológica que sufre una caja de cartón no es la misma, ni tan lenta, como la que puede sufrir una caja de plástico; el mismo plástico se puede reutilizar una y otra vez; análogamente a la del cartón, el plástico se puede reciclar; y los rangos de temperatura a los que se trabajan y las condiciones ambientales en las que deben ser transportadas (temperatura y humedad para conservación de productos tanto frescos como congelados) hacen a los plásticos más adecuados para su uso frente a las cajas de cartón. 

Estaré encantado de leer las razones por las que puedo estar equivocado y, si son fuertes, cambiar de opinión. 

Muchas gracias a todos. 



[1]Afco.es
[2]Indugevi.com
[3]Pro-carton
[4]Ciclo del carbono en la producción de cartón. Pro-cartón ( los 7 puntos).
[5]Cátedra UNESCO de Ciclo de Vida y Cambio Climático. Análisis comparado de diferentes opciones de distribución de frutas y hortalizas en España mediante el Análisis de Ciclo de Vida. http://www.areco.org.es/pdf/Resumen_ejecutivo_Estudio_ACV_ARECO.pdf
[6]Cátedra UNESCO de Ciclo de Vida y Cambio Climático. Análisis comparado de diferentes opciones de distribución de frutas y hortalizas en España mediante el Análisis de Ciclo de Vida. http://www.areco.org.es/pdf/Resumen_ejecutivo_Estudio_ACV_ARECO.pdf

viernes, 15 de junio de 2018

EL CLIMA ESTÁ LOCO

Bueno un poco tarde pero, ya está, el primer post de 2018.

Llevo unos meses un poco atareado y no he tenido tiempo de escribir ni siquiera lo más mínimo por aquí aunque si lo he hecho por redes sociales.

En el post de hoy vengo a explicar las razones que nos llevan a decir que el clima está loco y por qué suceden catástrofes naturales como, por ejemplo, las riadas de las últimas semanas acaecidas por toda España.

En primer lugar no, el clima no está loco. Somos nosotros con nuestras máquinas, uso de energía, deforestación, consumo, etc. los que estamos haciendo que los patrones climáticos cambien y, quizá sea un cambio que nos lleve a replantearnos nuestra existencia como especie.
Llevo semanas escuchando que a ver si llega el verano, por qué no para de llover, estamos casi en Junio y hace frío (esto último obviamente antes de acabar el mes pasado), vaya con el calentamiento global si sigue haciendo frío... Sigue siendo nuestra culpa.
Y después de esto, vienen las inundaciones y desbordamiento de ríos. Bien, todo lo anterior lo he explicado en otros post anteriores y de poco sirve volver a explayarse sobre el tema pero sobre esto último sí cabe explicación y no debe tomarse a la ligera. Comencemos.

Desde los comienzos de la historia (o pre-historia) los asentamientos humanos han ido buscando la cercanía al agua: riberas de ríos, orillas de lagos... lo cual hace que corramos un riesgo evitable, las inundaciones. Todos, exactamente todos los ríos, lagos, lagunas, canales y arroyos tienen una zona que se llama llanura de inundación la cual como su propio nombre indica, es una zona que tiende a inundarse cuando el aporte de agua excede la capacidad de carga de dicha corriente de agua. Entonces, si esta llanura es una vía de escape del excedente de agua, todo aquello que se encuentre en esta zona va a quedar anegado. Solo hace falta echar un vistazo en google maps para ver que no hay pueblo o ciudad por la que no pase una corriente de agua dulce. Igualmente de sencillo se hace el constatar que no se tiene ninguna infraestructura de evacuación de agua en caso de ocurrir el desbordamiento.
Nos encontramos con alcantarillas saturadas, canaletas sucias, tuberías rotas...
Muchas de estas catástrofes se podrían haber evitado con la construcción del asentamiento entre 3-4 km más alejados de los puntos del cauce, ya que muchos de estos asentamientos son cruzados por los mismos, lo cual implica aún más riesgo si, encima, no se disponen de las medidas y las estructuras necesarias para evacuar el excedente.

Esto nos lleva a preguntarnos si realmente es el clima el que está loco y llueve sin cesar o que la ingeniería civil humana no ha sabido prever que los cauces necesitan de una amplia zona donde descargar sus excesos sin llegar si quiera a acercarse a una infraestructura construida por nosotros.

Hasta aquí el pequeño post de hoy, solo quería dejar claro que las lluvias y los ríos no tienen la culpa de que se nos inunden los pueblos. La culpa es nuestra por no hacer los debidos estudios que, aunque solo haya la posibilidad de que ocurra una vez cada diez años, sean pertinentes y tomar las medidas oportunas.

martes, 15 de agosto de 2017

ABEJAS. Fuente de vida

Buenas tardes amigos, tras largo tiempo alejado de la pantalla del ordenador (en cuanto al blog se refiere), hoy volvemos para escribir un poco sobre las abejas, aquellos insectos voladores que llevan vida en las patas. En efecto, el polen.



Como bien sabe todo el mundo, la abeja es un insecto polinzador que recorre los valles de flor en flor dispersando el polen de una en otra y haciendo germinar en una explosión de vida que al poco tiempo se convierten en frutos.

Pero el objetivo de este post no es explicar la funcion fundamental de las mismas, de sobra conocida. Nuestro objetivo es dar a conocer otros usos y la problemática situación a la que estamos llevando a este pequeño animal. Sin más, adentremonos, aunque sea un poco, en el mundo de la abeja.

Este insecto se encuentra amenazado debido a la actividad humana. Actualmente no se encuentra catalogada en peligro, pero todo parece indicar que la deforestación, desertización y el cambio climático, en un futuro no muy lejano pueda mermar la población de Apis mellifera en el mundo.
Los bosques, valles y prados de la Tierra necesitan de polinizadores para continuar su función, y esta especie es una de las más eficaces.
En España es una especie protegida, esto es un indicador de que realmente puede estar amenazada por la acción antrópica.
Por estas y otras razones, me veo impulsado a dar a conocer un poco más sobre las funciones que puede llegar a realizar esta especie, que además puede ser sustento de alimento de otras especies de animales y de insectos, como el Abejaruco (pájaro) o libélulas.
Disminuir la especie o llevarla a su extinción, no solo llevaría a la perdida de una especie entera. Cientos de especies de vegetales y animales se verán arrastrados por el efecto dominó provocado por la caída de la primera ficha. 

A lo largo de los años de existencia del ser humano como tal, se han utilizado estas abejas para la producción de un alimento exquisito, la miel, y es que la abeja melifera europea es utilizada por cientos de apicultores para la producción de la misma para, después, destinarla al consumo humano. La miel contiene fructosa y glucosa, dos tipos de azúcares que proporcionan una rápida y efectiva fuente de energía, siendo absorbida por el intestino.
También los mismos apicultores ofrecen panales de abejas a diferentes invernaderos para que sus abejas polinicen sus plantas, pues está demostrado que los vegetales adaptados a la polinización por abejas, tienen un mejor desarrollo postembrionario que los que son polinizados de manera artificial.
Asimismo, también ceden sus panales a zonas extensas de monte y valle para que las mismas polinicen el prado, volviendo a rebrotar la vida a su paso, evitando perder el ecosistema, reforzando así, a las poblaciones de polinizadores naturales de la zona.

En otros casos, la abeja es utilizada para curar, la apiterapia.
Ciertamente, no se hasta que punto está demostrado científicamente el poder curativo del veneno de la abeja, pero he leído y visto algún video sobre el tema y realmente las opiniones de quien recibe dichos tratamientos experimenta mejorías en sus dolencias.
Estos tratamientos se basan en aplicar el aguijon de la abeja en la zona afectada o en zonas típicas de acupuntura dejando que el veneno (apitoxina) haga su efecto.
Con poner en nuestro buscador de internet "Apiterapia" nos aparecerán muchos enlaces a diferentes sitios de información. 

Entrada destacada

SUELO DE USAR Y TIRAR

Como ya he ido diciendo, este post trata sobre el efecto de los cambios de usos de suelo sobre el medio ambiente y el cambio climático. Se ...